¿Has dado el paso y tienes un Volkswagen híbrido o eléctrico? Si es así, uno de los elementos a cuidar con detalle es su batería, ya que requiere un tratamiento algo diferente y más detenido que el de los coches tradicionales. El tiempo de vida de las baterías de los vehículos eléctricos, según diversos estudios, está en torno a los 8 años, como mínimo, o los 150.000 kilómetros. Traducido al número de cargas estaríamos hablando de una cifra alrededor de los 3.000 ciclos.

Por este motivo, a continuación te ofrecemos una serie de consejos para cuidar de la mejor manera posible la batería de tu Volkswagen híbrido o eléctrico.

Tener un plan de recargas

La planificación, en cualquier aspecto de la vida, es fundamental. Si queremos tener la mejor salud, el óptimo conocimiento de nuestro cuerpo y la organización de ciertas rutinas nos ayuda, ¿verdad? Pues en el caso de tu Volkswagen ocurre lo mismo. Tener un plan lo más detallado posible del uso habitual de las baterías te ayudará a un mejor mantenimiento.

Para hacerlo debes tener en cuenta el tipo de uso que haces de tu coche: si lo usas diariamente o únicamente en periodos concretos (fines de semana, ciertos días sueltos de la semana…) y los kilómetros de esos desplazamientos habituales. De este modo podrás establecer un plan de recarga que, sobre todo, te salve de sorpresas indeseables, como puede ser una descarga repentina de la batería.

Para ayudarte a hacer esa planificación existe la posibilidad de programar el tiempo y la potencia de carga. Ten en cuenta que el momento ideal suele ser por la noche, ya que lo habitual es que sea el horario en el que menos se va a utilizar el coche, y que el modo de recargar siempre debe ser el más seguro, por lo que te recomendamos que sigas las indicaciones de las instrucciones de tu Volkswagen híbrido o eléctrico.

Cargas y descargas completas

Un tema de debate muy habitual sobre baterías, ya no sólo en el caso de los coches, es el daño que sufren tanto si se cargan al máximo como si se dejan descargar hasta el final. Nuestra recomendación para tu Volkswagen es que trates de evitar los dos extremos, pues acaban siendo perjudiciales. Si quieres prolongar lo máximo posible la durabilidad de las baterías es conveniente evitar las cargas y las descargas completas.

En el caso de las descargas, lo recomendable es cargar la batería cuando esta esté entre el 15 y el 20% de su porcentaje total de carga. Por otro lado, lo ideal es cargarla hasta un porcentaje en torno al 80% para cuidar la batería de cara al futuro (hay expertos que incluso bajan el dato recomendable hasta el 50% si se consiguen generar los kilómetros de autonomía necesarios).

También recomendamos ser moderado a la hora de usar la carga rápida, que permite recuperar ese 80% de su capacidad en un breve periodo de tiempo (alrededor de media hora). Esta es una práctica que te puede resultar útil en un viaje largo, pero debes tener en cuenta que cada una de estas recargas acorta un 1% anual la vida útil de la batería, por lo que no se debe abusar de ellas en el día a día.

Hábitos de conducción

La forma de conducir también afecta a la batería de tu Volkswagen híbrido o eléctrico. Hay algunas recomendaciones que ayudan a conservarlas mejor, como podrían ser la moderación en la velocidad, conducir de forma eficiente, acelerar de manera suave o utilizar, siempre que se pueda, lo menos posible el climatizador tanto en invierno como en verano, las dos épocas en las que más se suele abusar de su uso.

Además, como ya hemos apuntado anteriormente, la falta de uso del coche durante un tiempo excesivamente prolongado también es contraproducente para las baterías eléctricas, ya que pese a estar parado estas se van descargando poco a poco. Si tienes pensado dejar estacionado el vehículo durante un periodo de tiempo intenta aparcarlo en una zona fresca para recibir el menor castigo posible del sol y asegúrate de que la batería no se descarga por debajo de los umbrales antes mencionados (menos del 15%).

 

Temperaturas extremas

¿Qué es mejor para las baterías, el frío o el calor? Pues al igual que ocurre con el tema de las cargas, los dos extremos vuelven a ser nuestros principales enemigos. Las temperaturas muy altas y muy bajas son dañinas para la batería de tu Volkswagen eléctrico, ya que la temperatura ideal para las baterías de iones de litio está entre los 14 y los 15 grados centígrados.

Pese a ello y al no estar en nuestra mano la elección del clima en el que vivimos y conducimos, lo ideal es tratar de proteger tanto al coche como a su batería de las inclemencias meteorológicas, una vez lleguen. Además, puedes aprovechar el sistema de refrigeración para alcanzar la temperatura óptima de carga si pones a cargar la batería justo al aparcar tu coche.

Si sigues estos consejos no deberías tener problemas para que la batería de tu Volkswagen híbrido o eléctrico dure por encima del promedio habitual de vida de 8 años y, sobre todo, te asegurarás de tener en un correcto estado uno de los elementos más importantes de tu vehículo, por lo que ya sólo te quedará disfrutar de la conducción.

OTRAS NOTICIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Llámanos
Cita previa
Te llamamos

¡Bienvenido a Serramóvil - Elmóvil - Olezamóvil!

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web.

Puedes informarte más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas en los AJUSTES.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible.

Las cookies estrictamente necesarias tiene que activarse siempre para que podamos guardar tus preferencias de ajustes de cookies.

Utilizada por WordPress para comprobar si el navegador permite cookies
  • wordpress_gdpr_cookies

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios